¿Es posible prevenir la gripe?

El término gripe es utilizado para referirse a una enfermedad causada por el virus de la influenza que resulta altamente contagiosa y que afecta a las vías respiratorias. Es importante recalcar que una gripe NO es lo mismo que un resfriado común y, aunque los síntomas suelen ser muy parecidos al principio y ambas infecciones generalmente se alivian sin problema alguno, la gripe no es una enfermedad leve y sí puede llegar a provocar complicaciones graves para la salud, e incluso hasta la muerte. Saber cómo diferenciar entre gripe y resfriado es fundamental para tratar ambas enfermedades de manera adecuada, evitando complicaciones. Sobre todo, hay que prestar especial atención a la gripe cuando el paciente se encuentra dentro de los grupos con mayor riesgo a que la infección se agrave: 1

  • Personas con enfermedades crónicas cardiacas, cardiovasculares, renales y hepáticas, así como, asma y diabetes, entre otras.
  • Personas mayores de 65 años
  • Niños menores de cinco años
  • Personas con obesidad
  • Mujeres embarazadas

Existen distintos tipos de gripe o influenza y sus síntomas suelen ser: fiebre, escalofríos, dolor de cabeza, malestar general, dolor de cuerpo, dolor de garganta, tos y, en algunos casos, cansancio o fatiga muscular. Además, acostumbran a aparecer de manera repentina o de un momento a otro, a diferencia del resfriado en donde sus síntomas aparecen de manera más paulatina.

La causa número uno de contagio de la gripe es el contacto (directo o indirecto) con alguna o varias personas infectadas. Esto sucede a través de las diminutas gotas de secreciones que estas personas expulsan al hablar, toser, estornudar o sonarse, y que, al ser casi imperceptibles, pueden llegar a nuestra boca o nariz en cualquier momento. De igual manera, y sin percatarnos de ello, estas gotas pueden estar presentes en objetos o superficies con los que tenemos contacto diariamente, por lo que como puedes notar, estamos expuestos a la gripe todo el tiempo.2

Image

Otra de las causas frecuentes de la gripe es el clima fío. Esto se debe a que los virus viven y se transmiten mejor con las bajas temperaturas. ¿Sabías que los virus pueden llegar a vivir hasta más de un mes durante las épocas invernales? Adicional, un sistema inmunológico débil también puede abrirle las puertas a la gripe. Existen varias razones por las que las personas pueden tener un sistema inmunológico debilitado. Algunas de ellas son: no ingerir los nutrientes suficientes a diario (vitaminas y minerales), el uso prolongado de esteroides, los tratamientos para el cáncer y enfermedades como la leucemia o el VIH, etc. Un sistema inmunológico no fortalecido también puede aumentar el riesgo de padecer complicaciones durante la gripe.

Pero, y, la pregunta del millón: ¿se puede prevenir la gripe? La respuesta es ¡SÍ! A continuación, te compartimos algunas medidas de prevención de la influenza o gripe:1

  • Lavarse las manos con frecuencia. Utiliza agua y jabón para lavar tus manos constantemente, sobre todo después de tocar cualquier objeto y/o superficie, tener contacto con otras personas y haber estado en espacios públicos, como el transporte o la calle en general.
  • Evitar llevar las manos a la boca, ojos o nariz. Más que nada, si te encuentras en lugares públicos y llevas un largo tiempo sin lavarte las manos, recuerda que a través de estas vías es por donde entran los virus al organismo.
  • Evitar el contacto cercano. A medida de lo posible, intenta mantenerte a distancia de aquellas personas que notes que tienen síntomas de gripe, incluso aunque parezca un resfriado común leve. Recuerda que la principal causa de contagio de estos virus es el contacto persona a persona.
  • La vacuna. Es una de las medidas de prevención de la influenza más eficaces, ya que reduce las posibilidades de contagiarse y, en caso de que suceda, puede ayudar a evitar complicaciones graves. Es importante aplicarse la vacuna de la influenza anualmente debido a que los virus están en constante evolución y los anticuerpos van disminuyendo. Consulta con tu médico y en los centros de salud del lugar donde vives y no lo dejes pasar. Recuerda que tu salud es lo más importante.

Si tú eres quien padece gripe o influenza intenta resguardarte en casa, mantener distancia con otras personas y cubrir boca y nariz al estornudar. ¡Cuídate y cuida a los que más quieres!


Fuentes:

  1. https://espanol.cdc.gov/flu/prevent/prevention.htm

  2. https://www.mayoclinic.org/es-es/diseases-conditions/flu/symptoms-causes/syc-20351719